NOTICIA

Fomento vuelve a retrasar el avance del AVE hacia Asturias

13/09/11 Alta Velocidad, Asturias

El Ministerio de Fomento acaba de materializar un cambio de criterio que dilatará la tramitación del tramo León-La Robla, imprescindible para que el AVE llegue al Principado. Este segmento, que se sitúa justo antes de la variante de Pajares, lleva desde 2007 en fase de estudio y de momento continuará así por un plazo aún sin definir.

alvia pajares

En un principio, el departamento de José Blanco tenía como objetivo contratar a lo largo del presente año el proyecto constructivo, último encargo antes de lanzar las obras. El secretario de Estado de Infraestructuras, Víctor Morlán, certificó que ésta era la programación por la que se estaba rigiendo el ministerio. Preguntado sobre lo retrasado del León-La Robla, anunció que «en cuanto haya Declaración de Impacto Ambiental contrataremos el proyecto constructivo, que suele tener un plazo de entre 18 y 24 meses. Después vendrán las obras». Dado que ese permiso se anunciaba entonces como inminente, el número 2 de Fomento situaba la apertura de tajos para el primer semestre de 2013, quedando la puesta en servicio para el horizonte de 2014-2015.

El Boletín Oficial del Estado ofreció en seguida una prueba para medir la verosimilitud de este calendario. El pasado 9 de febrero el Ministerio de Medio Ambiente daba su luz verde al proyecto. La pelota de León-La Robla quedaba de nuevo en manos de la secretaría de Estado que gestiona Víctor Morlán, que, casi 7 meses después, sigue sin sacar a concurso el esperado proyecto constructivo.

¿Qué está impidiendo dar este paso? Un cambio de planes dictado desde el Ministerio de Fomento. En lugar de licitar directamente el proyecto constructivo en un sólo contrato, el departamento de José Blanco ha decidido dividir el encargo en 2 fases diferenciadas. En una primera, se acometerían las labores de cartografía y sondeos geológicos. Esta información se incorporará a la segunda fase de la encomienda, consistente en la redacción del proyecto y que ahora se queda sin fecha.

tren pajares

El nuevo planteamiento introduce una complejidad administrativa añadida. Hasta ahora la maduración de León-La Robla era responsabilidad única de la Secretaría de Estado de Infraestructuras, concretamente de su Dirección General de Infraestructuras Ferroviarias. En otros tramos, este departamento mantiene la competencia hasta que logra el proyecto constructivo, momento en el que ya traspasa la responsabilidad al ADIF para que asuma la contratación y supervisión de las obras. En el caso de León-La Robla, Fomento ha solicitado la participación del ADIF ya desde esta primera fase. No es la manera de proceder habitual.

La entrada en acción del ADIF se ha traducido en un nuevo fraccionamiento. El gestor ferroviario acaba de sacar a licitación 3 contratos. El primero corresponde al estudio geológico-geotécnico del subtramo San Andrés de Rabanedo-Cuadros; el segundo hace lo propio con Cuadros-La Robla; el último ofrece las faenas de cartografía sobre todo León-La Robla. Los 3 encargos salen a un precio base de 534.575€, el plazo para presentar ofertas concluye el próximo 29 de septiembre, y el ADIF se da 2 meses para resolver el concurso. Las adjudicatarias dispondrán después de un periodo de entre 6 y 7 meses para entregar los trabajos. De agotarse el plazo, la Administración tendrá cubierta esta primera fase en la primavera de 2012.

Todo lo que Víctor Morlán anunció que se haría mediante un sólo contrato a licitar de forma inmediata y con un plazo de entre 18 y 24 meses, se está desgajando ahora en al menos 4 concursos distintos (2 de catas, uno de cartografía, y queda el posterior de redacción del proyecto constructivo). A la multiplicidad de empresas que acabarán implicadas se añade que lo que antes iba a gestionar en solitario la Dirección General de Infraestructuras Ferroviarias, ahora deberán coordinarlo el citado departamento y el ADIF.

tren pajares

El fraccionamiento, ¿aporta agilidad o supondrá nuevos retrasos? Hasta ahora cuando las administraciones pretendían agilizar la ejecución de una obra era habitual que licitasen de forma conjunta su proyecto constructivo y la ejecución de la obra.

Todo depende de la coordinación de los órganos contratantes y la presión que realicen sobre los distintos adjudicatarios. Si Fomento y ADIF son capaces de efectuar ambos movimientos con prestancia, León-La Robla saldrá antes de lo apuntado por Morlán a principios de este año; en caso contrario, el fraccionamiento redundará en una nueva demora.

La historia de León-La Robla anda sobrada de éstas. Fomento inició en noviembre de 2006 los tramites para definir la actuación y tardó 4 años y 3 meses en obtener un estudio informativo definitivo. El dato le convierte en uno de los tramos más estudiados o menos prioritarios para la Administración. Baste una comparación para entenderlo mejor. La obra propuesta consiste en seguir los 21 km de la traza actual y acondicionar en ellos una plataforma de altas prestaciones; en total, se calcula un presupuesto de 190 millones. La variante de Pajares exige una inversión de 3.006 millones y junto a las consultoras Geoconsult e Ineco, Fomento fue capaz de conseguir el estudio informativo en 5 años.



Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,